1. Trastornos musculoesqueléticos

1.1. TME asociados a la utilización de PVD

El término “pantalla de visualización” se refiere a cualquier pantalla alfanumérica o gráfica capaz de representar texto, números o gráficos, independientemente del método de presentación utilizado. Las pantallas más habituales en el ámbito laboral son las que forman parte de un equipo informático.

Los problemas músculo esqueléticos que aquejan a los usuarios de equipos con pantalla de visualización suelen estar asociados, entre otras cosas a:

  1. La adopción de mala postura al sentarse.
  2. Los movimientos repetitivos debidos al manejo habitual e intensivo del teclado y el “ratón”.
  3. Por el mantenimiento de una postura sentada estática prolongada.
  1. Adopción de malas posturas

Al estar mucho tiempo en frente de una PVD, es fácil adoptar malas posturas que pueden generar tendinitis, lumbalgias, tortícolis y otras dolencias de tipo muscular. Estas dolencias se producen principalmente por:

  • Sentarse de forma incorrecta: falta de apoyo de la espalda en el respaldo de la silla o una postura de la espalda muy flexionada.
  • Excesiva flexión o torsión del cuello al escribir o mirar la pantalla, respectivamente.
  • Falta de apoyo de brazos y muñecas mientras se teclea, falta de sitio para apoyar las muñecas y desviación cubital de las manos al teclear.

Posturas inadecuadas

  1. Giro de cabeza
  2. Falta de apoyo en la espalda
  3. Elevación de hombros (ajuste mesa-asiento)
  4. Falta de apoyo para muñecas y antebrazos
  5. Extensión y desviación de la muñeca al teclear

3

  1. Mantenimiento prolongado de posturas estáticas

 La conjunción de malas posturas o posturas mantenidas durante periodos de tiempo prolongados, determina la existencia de esfuerzos musculares estáticos. Aunque su nivel es lo suficientemente bajo para que los usuarios los perciban, este tipo de pequeños esfuerzos es suficiente para provocar fatiga y dolores musculares, sobre todo en aquellas personas que llevan una vida sedentaria con poco ejercicio, produciendo:

  • Sobrecarga en la zona lumbar de la espalda.
  • Problemas de tipo circulatorio (entumecimiento de las piernas), debido a la presión del asiento en los muslos y corvas y a la poca movilidad de las piernas.
  1. Movimientos repetitivos

La realización de movimientos repetitivos de una determinada actividad física acaba generando, a largo plazo, lesiones en músculos y articulaciones. En el caso concreto de puestos de PVD, estos trastornos se centran en dedos de manos y muñecas debido al uso continuo del ratón y del teclado. Se pueden generar artritis, artrosis, síndrome del túnel carpiano y otras patologías similares.

Medidas preventivas para evitar riesgos músculo-esqueléticos:

  • Adoptar una postura correcta de trabajo, como veremos más adelante.
  • Alternar actividades laborales para evitar el estatismo.
  • Garantizar los requisitos ergonómicos del puesto de trabajo.
  • Una correcta organización del trabajo.
  • Información y formación a los trabajadores sobre riesgos y sus medidas preventivas.
  • Mantener un buen tono físico general, realizando ejercicio moderado. Por ejemplo la natación es un ejercicio muy recomendado para espalda y otras articulaciones.

DEFICIENCIAS ERGONÓMICAS DEL PUESTO DE TRABAJO CON PVD

Un deficiente diseño ergonómico del puesto de PVD es la causa principal de muchos de los riesgos asociados a este tipo de trabajo. En el Real Decreto 488/1997, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo que incluye pantallas de visualización, se especifican los requisitos que deben tener los puestos de trabajo de PVD así como las medidas preventivas a adoptar por los trabajadores.

Para evitar los riesgos asociados al uso del ordenador hay que tener en cuenta 5 elementos:

  1. Diseño del puesto
  2. Elementos del puesto
  3. El medio ambiente físico
  4. Relación ordenador-persona
  5. La organización del trabajo
  1. Diseño del puesto

El puesto de trabajo deberá tener una dimensión suficiente y estar acondicionado de manera que permita los movimientos y favorezca los cambios de postura.

  • Es conveniente dejar libre el perímetro de la mesa para aprovechar bien la superficie de trabajo y permitir la movilidad del trabajador.
  • Detrás de la mesa debe quedar un espacio de al menos 115 cm.
  • La superficie libre detrás de la mesa (para moverse con la silla) debe ser de al menos 2 m².

4

  1. Elementos del puesto

Pantalla

  • No emitirá destellos ni centelleos inestables.
  • Se podrá regular su luminosidad y el contraste.
  • Deberá ser orientable e inclinable a voluntad.
  • Respecto a la colocación de la pantalla:
  • Situarla a una distancia superior a 40 cm. del usuario.
  • A una altura tal que pueda ser visualizada dentro del espacio comprendido entre la línea de visión horizontal y la trazada a 60º bajo la horizontal. Así se evita posiciones forzadas del cuello. (Ver Fig.)

2

Teclado y ratón

  • Deberá ser inclinable e independiente de la pantalla para permitir que el trabajador adopte una postura cómoda que no provoque cansancio en los brazos o las manos.
  • Deberá haber espacio suficiente, delante del teclado, para que el usuario pueda apoyar en la mesa brazos y manos. De esta forma se evita fatiga y otras lesiones posturales.
  • La superficie del teclado deberá ser mate para evitar los reflejos.
  • Es recomendable el uso de una almohadilla para la muñeca, para evitar molestias y trastornos musculares en esa parte del cuerpo.

5

Mesa o superficie de trabajo

  • Poco reflectantes.
  • De dimensiones suficientes para que se pueda colocar la pantalla, el teclado, los documentos de trabajo y el material accesorio, teniendo espacio suficiente para permitir a los trabajadores una postura cómoda.
  • La insuficiencia de estas medidas genera lesiones posturales.

Posición del ordenador

Los principales problemas se asocian a las siguientes situaciones:

  • Ordenador situado a un lado, lo que obliga a girar el cuello de forma antinatural.
  • Pantalla demasiado cerca de los ojos, produciendo fatiga visual.
  • Pantalla demasiado alta, produciendo fatiga cervical.
  • Falta de sitio para apoyar las muñecas y los antebrazos mientras se teclea o se maneja el ratón.

6

Asiento de trabajo

  • Estable, proporcionando al usuario libertad de movimiento y una postura confortable.
  • La altura del mismo deberá ser regulable.
  • El respaldo deberá ser reclinable y su altura ajustable, recomendable con una suave prominencia para dar apoyo a la zona lumbar.
  • Se pondrá un reposapiés a disposición de quienes lo deseen. El reposapiés se hace necesario en los casos donde no se puede regular la altura de la mesa y la altura del asiento no permite al usuario descansar sus pies en el suelo.
  • Es recomendable aunque no obligatorio:
  • Profundidad del asiento regulable, de tal forma que el usuario pueda utilizar el respaldo sin que el borde del asiento le presione las piernas.
  • Se recomienda la utilización de sillas dotadas de 5 apoyos para el suelo.
  • También deberían incluir ruedas, especialmente cuando se trabaje sobre superficies muy amplias.

Esquema resumen sobre la postura ideal a adoptar y la correcta disposición de los elementos del puesto de PVD para evitar lesiones ergonómicas.

7

  1. Medio ambiente físico

El puesto de trabajo tendrá los niveles de ruido, temperatura, etc. que marca la legislación.

Respecto a iluminación

  • La iluminación general y la iluminación especial (lámparas de trabajo), cuando sea necesaria, deberán garantizar unos niveles adecuados de iluminación y unas relaciones adecuadas de luminancias entre la pantalla y su entorno.
  • Deberán evitarse los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla u otras partes del equipo.
  • Los puestos de trabajo deberán instalarse de tal forma que las fuentes de luz no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla que puedan afectar a la vista o provoquen posiciones forzadas.
  • Las ventanas deben ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.
  1. Relación ordenador-persona

Para la elaboración, la elección, la compra y la modificación de programas, así como para la definición de las tareas que requieran pantallas de visualización, se tendrá en cuenta los siguientes factores:

Respecto a iluminación

  • El programa habrá de estar adaptado a la tarea que deba realizarse.
  • El programa habrá de ser fácil de utilizar y deberá, en su caso, poder adaptarse al nivel de conocimientos y de experiencia del usuario; no deberá utilizarse ningún dispositivo cuantitativo o cualitativo de control sin que los trabajadores hayan sido informados y previa consulta con sus representantes.
  1. Organización del trabajo

Existe toda una serie de medidas organizativas, a realizar desde la dirección de las empresas que evitan o miniminizan los riesgos de los trabajadores usuarios de PVD:

  • Las dirigidas a garantizar que todos los elementos materiales constitutivos del puesto satisfagan los requisitos de diseño ergonómico (equipamiento, programas de ordenador, condiciones ambientales, etc.).
  • Las dirigidas a garantizar la formación e información de los trabajadores usuarios de PVD.
  • Las dirigidas a garantizar formas correctas de organización del trabajo, por ejemplo: proporcionar un margen de autonomía suficiente para que el trabajador/a pueda seguir su propio ritmo de trabajo y así hacer pequeñas pausas discrecionales para prevenir las fatigas física, visual y mental; o alternar el trabajo ante la pantalla con otras tareas que demanden menores esfuerzos visuales o musculoesqueléticos, con el fin de prevenir la fatiga. Por ejemplo, un trabajador encargado de introducir datos en el ordenador podría alternar esta tarea con otras actividades de oficina, tales como la atención al cliente, el archivo de impresos, la utilización del teléfono, etc.
  • Respecto a las pausas, de forma general:
  • Realizarlas antes de que sobrevenga la fatiga.
  • El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los períodos de actividad.
  • Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas.
  • Deben permitir al trabajador relajar la vista (por ejemplo, mirando algunas escenas lejanas), cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.

EJERCICIOS PARA PREVENIR LESIONES MUSCULO ESQUELÉTICAS

Al estar tantas horas sentados enfrente de un puesto de PVD, nuestra musculatura se enfrenta a un gran esfuerzo sostenido en el tiempo. Es, por tanto, recomendable realizar algunos ejercicios de calentamiento que preparen a nuestro cuerpo a esta elevada carga de trabajo. A continuación proponemos una serie de ejercicios básicos que se pueden realizar, antes, durante y después de nuestra jornada de trabajo.

ejercicios-musculo