4.2. Burnout o Síndrome del quemado

4.2.1. Fases del SQT

Jerry Edelwich y Archie Brodsky (1980) definen el SQT como “Una perdida progresiva del idealismo, energía y motivos vividos por la gente en las profesiones de ayuda, como resultado de las condiciones de trabajo”.

Estos autores proponen cuatro fases por las cuales pasa todo individuo con SQT:

  • Etapa de idealismo y entusiasmo: El sujeto posee un alto nivel de energía para el trabajo,

expectativas poco realistas sobre él y aún no sabe lo que puede alcanzar con éste. La persona se involucra demasiado y existe una sobrecarga de trabajo voluntario. Al comienzo de su carrera experimenta una motivación intrínseca muy alta por el desempeño del trabajo.

Hay una “hipervalorización” de su capacidad profesional que le lleva a no reconocer los límites internos y externos, algo que puede repercutir en sus tareas profesionales. El incumplimiento de expectativas le provoca, en esta etapa, un sentimiento de desilusión que nos lleva hasta la etapa de estancamiento.

  • Etapa de estancamiento: Supone una disminución de las actividades desarrolladas cuando el individuo constata la irrealidad de sus expectativas, ocurriendo la pérdida del idealismo y del entusiasmo. El individuo empieza a reconocer que su vida necesita algunos cambios, que incluyen necesariamente el ámbito profesional.
  • Etapa de apatía: Es la fase central del SQT. La frustración de las expectativas lleva al individuo a la paralización de sus actividades, desarrollando apatía y falta de interés. Empiezan a surgir los problemas emocionales, conductuales y físicos. Una de las respuestas comunes en esta fase es la tentativa de retirada de la situación frustrante. Se evita el contacto con los compañeros, hay faltas al trabajo y en muchas ocasiones se da el abandono de éste y en los casos más extremos de profesión. Estos comportamientos empiezan a volverse constantes abriendo el camino para la última etapa de SQT, la del distanciamiento.
  • Etapa de distanciamiento: La persona está crónicamente frustrada en su trabajo, ocasionando sentimientos de vacío total que pueden manifestarse en la forma de distanciamiento emocional y de desvalorización profesional. Hay una inversión del tiempo dedicado al trabajo con relación a la primera etapa.

Es importante tener en presente que esta descripción de la evolución del SQT tiene carácter cíclico. Así, se puede repetir en diferentes momentos de la vida laboral y en el mismo o en diferentes trabajos.